La conquista y la colonización en el surgimiento de América Latina

 

La invasión de los europeos a América en su conquista y colonización haciendo una diferenciación de identidad como europeos, indios en sus múltiples castas y negros básicamente eran las divisiones en el momento de la conquista.  Estas nuevas identidades anularon otras las originarias de los pueblos originarios.  La violencia de la conquista y la colonización europeas trajeron consigo la tensión entre revelamiento y tensión de la alteridad humana.  Para lograr el sometimiento de los pueblos originarios, los colonizadores tuvieron que borrarles sus culturas y emprendieron esa tarea mediante la justificación de civilizar y evangelizar.

Las culturas autóctonas fueron negadas de un solo golpe de espada y en un acto de fe ya que fueron quemados sus códices, destruyeron sus ciudades, se arrasaron sus templos y se les prohibió, inclinarse ante ellos bajo pena de muerte volver a siquiera pensar en sus dioses y la independencia no resolvió ninguna de esas incertidumbres.

Los conquistadores tenían una identidad basada en el egocentrismo de su propio sistema de valores y creencias como la norma general, con esta idea la dominación del otro como lo menciona Todorov:

“Así la relación del otro terminó en la práctica, basándose en la negación violenta del otro y se resolvió bajo la forma de la arbitrariedad y dominación”[1]

 La situación con respecto a la conquista de los denominados indios fue una situación más salvaje por parte de los europeos que incluso como en el imaginario se tenía a ellos como salvajes, des civilizados e ignorantes. Fueron quemados vivos, les cortaban las manos, narices, lenguas, cualquier extremidad y miembros del cuerpo, detestado a mujeres y violadas en conclusión fueron crueles y salvajes, de esta forma irónicamente traían la civilización.

Todorov afirma:

 “La posesión de los cuerpos fue subsidiaria de la implantación del patriarcado y completó la propiciación de las tierras.”  [2]

Esto significa que los conquistadores venían de un mundo donde a sexualidad era combatida, un mundo donde el cuerpo o podía mostrarse ni siquiera en la noche de bodas; Y, llegaron a otro donde los cuerpos eran exhibidos naturalmente, donde el placer estaba al alcance.  De esta manera los europeos solo dieron rienda suelta a sus deseos más reprimidos por la sociedad su tiempo en el nuevo mundo.

La intromisión europea en las sociedades autóctonas inauguro una nueva dialéctica, aparecieron nuevas contradicciones, que se expresaron en todos los planos a partir de la apropiación de las tierras, el trabajo, y el sexo. Se redefinieron las pirámides sociales, las entidades originarias surgieron indios en campesinos, los negros en esclavos, de la misma forma los conquistadores en hacendados, militares, sacerdotes o usureros y gobernantes.  Las sociedades originarias se transformaron en sociedades estamentales, y estas a su vez en sociedades clasicistas en las cuales las características como; el color de piel servía para definir la identidad étnica e identidad social. La sexualidad liberada origino nuevas etnias. Un orden étnico social fue establecido a lo largo de la dominación colonial, donde los españoles blancos nacidos en Europa eran la cabeza de la pirámide.

La noción del nuevo continente impacto en Europa y provoco también contradicciones, el nuevo continente desato una carrera por ocupar más y más espacio de los que participaron españoles, portugueses, ingleses, franceses, holandeses, también África, Oceanía y tierras asiáticas fueron impactadas por este expansionismo creciente. Un ejemplo está en los Reinos de España y Portugal donde delimitaron mediante tratados como el de Alcacovas- Toledo.en 1492.

Con esto también la ocupación colonial potenció el comercio y el tráfico esclavista que generalmente hacia un triángulo África- América- Europa y con él una brutal cacería humana. El oro y la plata estremecieron el viejo continente y formaron parte del complejo proceso de la acumulación originaria de Europa occidental.  También los alimentos vieron un cambio y de hábito culturales.

 “La conquista fundo una nueva realidad histórica, de carácter planetario: el colonialismo”[3]    

 Esta realidad es la que definió y modeló las nuevas identidades de Europa, América y todo el mundo y lo que decidió la jerarquía de los hombres, delas sociedades, culturas, naciones. La dominación y la subordinación, los explotadores y los explotados, la destrucción de las culturas y pueblo originarios. El colonialismo fue entonces el fundador de América latina. Las instituciones de los colonizados fueron adaptados por los conquistadores para mayor eficiencia y en su caso, la destrucción total de las instituciones, la cultura, valores, la vida de su gente, negando a ejercer sus propias creencias religiosas perseguidas y anuladas su lenguaje originario y hasta su memoria histórica.

Hubo resistencia   indígena que se expresó en la vida social y cultural, de esta forma siendo perceptible en distintas manifestaciones de sincretismo, en la recuperación del lenguaje. El colonialismo unió al continente.

Fue gracias a la crisis del colonialismo español que los americanos se “descubrieron” así mismos y se asumieron tales. América fue un ser pensado e imagino por otros afirma Leopoldo Zea. Desde entonces, y por la vía de las revoluciones anticoloniales, los americanos empezaron a ser e imaginados por sí mismos. Las clases sociales se manifiestan en las sociedades latinoamericanas como formaciones histórico- sociales típicas al mismo tiempo presentan variaciones de tres tipos de bases perceptivas, cognitivas, y las actitudes del comportamiento de clase.

El análisis comparativo entre los procesos capitalistas europeos y latinoamericanos muestra que ellos tienen una lógica similar e historias disimiles [4]

Según Quijano, América Latina es participe activa de la modernidad, tanto como activa tardía y casi pasiva de la modernización, por un lado, privilegiando la especificidad de Latinoamérica y por el otro el de la historia y del tiempo.

Por otro lado, la invención del caribe se remonta a 1942. En el diario del genovés Cristóbal Colon tomó unas notas de unos caribes, o caníbales, en el segundo año de viaje Colón identifico a los caribes como habitantes antropófagos de lo que hoy llamamos las Antillas Menores. Comenzando por el propio Colón, los europeos bautizaron con el nombre e caribes, los aborígenes que se resistieron a la conquista de sus tierras ancestrales de las Antillas.

Una ojeada a la cartografía de los primeros tres siglos de América demuestra que el caribe no siempre fue llamado caribe. La implantación de Europa representó un “nuevo Mundo” en el siglo XVI se bautizó una mescolanza de golfos, mares y océanos. Las capitulaciones de Santa fe de Granada, contrato que, los reyes y Cristóbal Colon había descubierto “los mares océanas” declaraban a los reyes de dichos mares y donde le nombraban almirante de todas aquellas aguas, islas y tierra firme; al final del siglo los mares se habían multiplicado y confundido. Por otro lado, en la terminología del resto de los europeos y los navegantes, el caribe se confunde con el mar del norte, donde en un mapa francés del siglo XVI describe en detalle el “Mer des entilles”. En medio de la confusión fueron algunos anglosajones, europeos, y criollos que determinaron a usar el término Caribbean Sea, desde los comienzos en el siglo XVII de su conquista y colonización en las Antillas menores, los ingleses se referían a ellas como “Caribby Islands”.

Una distinción más clara entre mares y océanos y, con esto un mar de las Antillas y un mar del caribe; comenzó a partir del siglo XIX, al inicio de la revolución atlántica. Al comenzar en 1776 con la guerra de independencia de los Estados Unidos y continuar con la revolución francesa y las guerras hispanoamericanas de independencia, esa revolución produjo la transición de la hegemonía inglesa a la francesa

 Citas

[1] La conquista de América. El problema del otro. Tzvetan Todorov, Siglo XXI, México, 2007 pag 11

[2]Ibídem pag 11

[3] La conquista de América. El problema del otro. Tzvetan Todorov, Siglo XXI, México, 2007 pag 20

[4] Ibídem  pag22

Bibliografía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[1] La conquista de América. El problema del otro. Tzvetan Todorov, Siglo XXI, México, 2007 pag 11

[2]Ibídem pag 11

[3] La conquista de América. El problema del otro. Tzvetan Todorov, Siglo XXI, México, 2007 pag 20

[4] Ibídem  pag22

Modernidad y Posmodernidad nociones basicas

 

La Modernidad y la Posmodernidad

Hoy en día muchas cosas con nombradas como postmodernas, tendencias sociales, artes, obras y estilos en la vida diaria, pero, esto es una noción incompleta e incluso equivoca en algunas ocasiones de lo que realmente es lo postmoderno. Para empezar ¿Qué es lo que antecede lo Posmoderno? Entendiendo que el prefijo “Pos” es póstumo a lo moderno, esto quiere decir subsecuente, siguiente, derivado o en su sentido estricto “después de”. ¿Después de que? Este escrito pretende describir y resumir estos conceptos para tenerlos más claros hoy en día, ya que sus usos indiscriminados ante varias situaciones sociales hacen tener dificultades de lo que realmente es y su origen.

La modernidad es parte de un transcurso histórico, elaborado atravesó del tiempo con altibajos, con características globales que implican, acumulación de conocimientos, técnicas, surgimientos, de clases e ideologías  que fueron sobresaliendo en la sociedad feudal; la interrelación  es otra característica donde lo social, político, cultural se interrelacionan e elaboran relaciones en  ritmos desiguales hasta la conformación de la sociedad burguesa, el capitalismo y una nueva forma de organización política, el Estado- nación.

Surgida de los países denominados centrales (Europa Occidental y Estados Unidos) con el tiempo se expande hasta volverse mundial y establecerse en los países denominados “periféricos” una relación de comunicación, explotación, modo de producción capitalista. Generado de todo esto el mundo de la mercancía se expresa en su mejor momento en la consolidación de los estados modernos. 

Dos características de la modernidad

Para comprender cómo se introduce la modernidad en un país como México es conveniente subrayar dos rasgos del proceso:

  1. su carácter global y acumulativo (desarrollo de técnicas, conocimientos, instrumentos, clases, ideologías, instituciones, etc.).
  1. su carácter expansivo (proceso que se origina en Europa occidental y luego se propaga como forma imperialista por todo el mundo).[1]

 

La modernidad globalizo todo donde el individuo ocupa un papel central dentro de la sociedad, cambiando el estilo de vida de los individuos, organización burocrática.

Dentro del área económica podemos ver cambios   tales como:

  • Cambio de la agricultura a la industria
  • Concentración urbana
  • Fábricas y grandes empresas
  • Nuevas estructuras de clase
  • Capitalistas acumulan riqueza

En lo político:

  • Mayor importancia del Estado
  • Derechos políticos, civiles, exclusividad de la ciudadanía
  • Ampliación de la gestión burocrática

En lo cultural:

  • Centralidad del papel de la ciencia
  • Democratización de la educación
  • Aparición de la cultura de masas

Dentro de la personalidad de este momento de la historia las personas que vivieron en la época moderna tenia rasgos generales predominantes regularmente, y eran:

  • Predisposición a experiencias nuevas y apertura de innovación y cambio
  • Confianza en las habilidades humanas
  • Sentido de justicia distributiva
  • Respeto por la dignidad de los otros
  • Alta valoración a la educación formal y escolarización

Dentro de las consecuencias de la modernidad dentro del marco sociales se encuentran dos importantes momentos de la historia:

  • Revolución americana, trae consigo la democracia del estado nación además de la soberanía institucional.
  • Revolución Francesa, producción industrial, capitalismo como forma de apropiación y distribución.

La modernidad es un período histórico que aparece, especialmente, en el norte de Europa, al final del siglo XVII y se cristaliza al final del siglo XVIII. Conlleva todas las connotaciones de la era de la ilustración, que está caracterizada por instituciones como el Estado-nación, y los aparatos administrativos modernos. Tiene, por lo menos, dos rasgos fundamentales que todos los teóricos enfatizan.

 

El primero es la autorreflexidad. Giddens y Habermas quieren decir con esto que la modernidad es ese primer momento en la historia donde el conocimiento teórico, el conocimiento experto se retroalimenta sobre la sociedad para transformar, tanto a la sociedad como al conocimiento. Eso con la era de la información ha llegado a un nivel supersofisticado. Las sociedades modernas, distinguiéndolas de las tradicionales, son aquellas sociedades que están constituidas y construidas, esencialmente, a partir de conocimiento teórico o conocimiento experto.

La segunda característica de la modernidad que Giddens enfatiza es la descontextualización, que es el despegar, arrancar la vida local de su contexto, y que la vida local cada vez es más producida por lo translocal. Por eso muchos movimientos sociales hablan de resituar la vida local en el lugar.

Lo Posmoderno

Como se explicaba en nociones generales lo que fue en su momento la modernidad y los cambios que trajo consigo llega el momento de la postmodernidad como característica principal es la acumulación de saber dónde el filósofo Lyotard dice que, el saber acumulado genera poder.

Son los grandes relatos los cuales considera Lyotard que han muerto dando entrada a lo Postmoderno

 

  • El relato cristiano, cosmovisión cristiana, estado de plenitud
  • El relato marxista, la revolución del proletariado
  • El relato iluminista, la razón como diosa de los hombres
  • El relato capitalista, prosperidad para todos

Lo común de todos ellos es la visión teleológica hacia un fin, que legitiman un estado de plenitud total donde estos relatos alcanzan con sus características un clímax pleno. Todas estas son relatos principalmente meta físicos.Como grandes relatos también hay pequeños relatos o el no relato, estos durante la época posmoderna se les da preferencia por encima de los grandes relatos, como máxima que, ya no hay un gran relato sino muchos relatos una multiplicidad de hechos o de relatos donde cada uno tiene su centro en sí.

  • El multiculturalismo
  • la pluralidad en todas las formas económicas, históricas, de género, ideológicas y culturales.
  • multiplicidad de ideas,
  • estética de los diferente
  • libertad en los mercados (democracia)
  • La globalización

el posmodernismo tiene criticas relacionadas a la excesiva deconstrucción de la historia del mismo meta relatos que pretenden nulificar, en la multiplicidad surge el caos por lo tanto los posmodernos deben de tomar en cuenta las persistencias históricas y las totalizaciones históricas que se van construyendo y reconstruyendo. La globalización es otra crítica donde el imperialismo dominante impone su relato. Dejando de lado que, hay hechos que son universales por más que se quieran descontruir.

 

El occidente y el oriente es un ejemplo de esto ya que el occidente quiere imponer su relato, pero, oriente por más que se genere una imagen negativa, e incluso desconocida para occidente tienen un relato diferentes, válidos y opuestos. El islam y el occidente, el fundamentalismo islámico y el fundamentalismo occidental con el cristianismo. Donde las pluralidades han sido acabadas y los fundamentalismos son los que rigen la época.

 

Bibliografía

 

  1. facultad de filosofía, historia y letras. (1990). La modernidad como proceso histórico. 26 de diciembre de 2016, de ITAM Sitio web: http://biblioteca.itam.mx/estudios/estudio/letras23/notas/sec_2.html
  2. Raúl Ruiz Callado. (Desconocido). La modernidad, concepto y características. 26 de diciembre de 2016, de Universidad de Alicante Sitio web: https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/16004/18/Tema%205.%20La%20modernidad,%20concepto%20y%20caracter%C3%ADsticas.pdf
  3. Lyotard Jean Francois. (1986 ). La Posmodernidad Explicada a los niños . París, Francia: Gedisa.

[1] facultad de filosofía, historia y letras. (1990). La modernidad como proceso histórico. 26 de diciembre de 2016, de ITAM Sitio web: http://biblioteca.itam.mx/estudios/estudio/letras23/notas/sec_2.html

 

Quizá

Reflexiones acerca de la palabra quizá, pues; Últimamente la he usado con frecuencia ya que emana en mi mente cada vez que la pronuncio una posibilidad de que “quizá” puede representar una opción de cambio o alternativo a algo que he negado o he querido cambiar.

Esto es lo que pienso de esa palabra:

¿Qué trae a tu mente esta palabra?

Quizá

Quizá, esa palabra la llevo conmigo desde hace tiempo,  desde que hubo una primera desilusión,  la uso  para poder expresar, quizá…  un ligero y muy imperceptible cambio. Si, quizá  evoca una posibilidad, de lo que pudo haber sido y de lo que pudo no haber sido. Y, que en la inevitable brevedad de los días fue… y así tuvo que ser y fue.

En mi mente limitada ya sea por mi brevedad de años o por  sumirme en profunda nostalgia ya que, en algún momento todos queremos cambiar algo con el tiempo, incluso cambiar el tiempo mismo. Sea de una forma diferente el curso de nuestra vida.

Y, la palabra que mejor se pronunciar para eventos pasados y futuros es quizá…

Una aparente seguridad, de probabilidad por mínima que sea  de algo que en razón propia no debió de haber sucedido pero, quizá  ya ha sucedido así y no hay forma de solucionarlo mas que hacía adelante. Sea adelante la aceptación de lo que queda atrás.

Sea así entonces que tengo que recordar con esmero y ahincó  que quizá tenga que ser una palabra que nos habla acerca de afrontar nuestras perdidas en la vida sea el impulso de ir de frente y no atrás.

 

@joaqmx

bbdbc950b6e69e686ceece6e40e8-post.jpg